miércoles, 28 de abril de 2010

ESPACIO

 

¡Qué palabra tan chévere, tan abarcadora, tan especial y tan espacial!

En menos de 8 horas esa palabra ha tenido para mí tantos significados...

  • ¿Tendré espacio para salir al pasillo si Roscoe (el bulldog) está atravesado en él?
  • Ese espacio entre las líneas del documento que estoy corrigiendo, ¿será el correcto?
  • ¿Tendrá mi estómago suficiente espacio para acomodar unas “onion rings”?
  • Habrá espacio suficiente en el estacionamiento de Plaza Las Américas?
  • Esa cama que quiero comprar, ¿cabrá en el espacio que tengo disponible?
  • Parece que sí, y firmé en el espacio correspondiente...el que venga atrás...
  • En Jeopardy, una de las categorías tenía que ver con el espacio sideral... y la pegué. ¡Gracias Galileo!

 

Todos esos espacios son partes de nuestra vida diaria y las alternativas serían:

  • Dile a Roscoe que se quite del medio
  • Deja el documento como está
  • Confórmate con las papas fritas y olvida los “onion rings”
  • Vete a San Patricio Plaza (o a Marshall’s)
  • Compra un futón, que de seguro cabe
  • Sé responsable, paga el futón en efectivo o ”cash”
  • Sigue demostrando lo que sabes, aunque a otros les moleste

Pero, ¿qué pasa si alguien te dice que necesita “su espacio”? Una buena respuesta sería:

  • Hay espacio en el pasillo
  • Hay un espacio entre líneas
  • Hay un espacio en tu barriga
  • Hay espacio en los centros comerciales
  • Hay espacio en muchas habitaciones
  • Hay espacio en los contratos de compraventa
  • Hay espacio en la televisión... y en la estratosfera... ¡busca el tuyo y déjame saber cuándo lo encuentres!

 

¡BUENA SUERTE A TODOS LOS QUE NECESITAN SU “ESPACIO”!

Technorati Tags:

No hay comentarios: